Hola queridas!

Hoy os traigo una nueva boda al blog. Una boda que llevo queriendo publicar desde hace mucho tiempo, y que por fin podéis disfrutarla.

Os presento a Giulia y Javier, una pareja encantadora allá donde las haya, fue un verdadero placer que me eligieran para la papelería de su preciosa boda.  Italiana y sevillano que se conocieron en Inglaterra y que por por amor ella lo dejó todo y vino a vivir a Sevilla.

La pedida de mano fue en Austria, pero decidieron elegir la ciudad hispalense para darse el sí quiero, Giulia estaba deseando tener una excusa para enseñarle nuestra preciosa cuidad a su familia tanto italiana como inglesa.

Para las invitaciones eligieron un modelo de la colección abstracta, un formato tarjetón que pondrían en dos idiomas, una planito y la tarjeta de lista de bodas con un detalle precioso.

Tuvimos la suerte de conocer a Giulia y Javier en nuestra antigua oficina, pero sabéis que con el cambio a El escritorio de Alejandra, las que no podáis venir a buscar vuestras preciosas invitaciones de boda en Sevilla, podéis hacerlo a través de la web.

“Seguía vuestra pagina de instagram desde hace muuucho tiempo y tenia claro que las iba a hacer con vosotros, y no podía haber tenido más suerte ¡me encantaron!  tenía claro que las invitaciones tenían que tener uno de mis colores favoritos!

Vino tinto!”

invitacionesacuarelaabstracta1 invitacionesacuarelaabstracta2 invitacionesacuarelaabstracta3 invitacionesacuarelaabstracta5 invitacionesacuarelaabstracta4

Su vestido de novia es de Carmen Maza. Nos cuenta Giulia que prueba tras prueba, a las que le gustaba mucho ir porque se sentía muy cómoda, iba viendo cómo su traje era cada vez más bonito.

“Me sentía como una princesa en frente del espejo y tenía pequeñas hadas a mi lado que iban trasformando el traje de mis sueños”

La maquilló Federica Gobbini , maquilladora italiana y madre de una de sus mejores amigas. Los zapatos, regalo de la madre de Javier, los compró en Roma y eran de Jimmy Choo.

Como complemento, eligió una corona de Luis Benítez regalada por su madre Margaret, el anillo de pedida y unos pendientes de María Luisa, madre de Javier.

La iglesia de La Magdalena fue la elegida para el gran día. Nos cuenta Guilia, que una de las cosas que más le gustó fue su majestuosidad. Le recordaba a las iglesias de Roma y estaba segura que a su familia le encantaría. La decoración floral fue obra de nuestro querido Jesús de la galería de Jesús Fuertes.

Hacienda Majaloba fue el primer y único sitio que visitaron a la hora de elegir el lugar para la celebración. Tuvieron claro desde que llegaron que sería perfecto para su boda de ensueño.

“No tengo palabras para describir lo bonito que estaba parecía un cuento de hadas, empecé a llorar como una niña cuando llegué y lo vi todo tan precioso!”

La cena fue tipo cocktail servida por  Catering Miguel Ángel con buffet italiano incluido.

Toda la decoración floral de la Galería de Jesús Fuertes, al igual que el ramo, que como manda la tradición italiana lo lanzó en vez de entregarlo.

La fiesta la tuvieron asegurada con Xite & Co

Las preciosas fotos son de Couche Photo. Eligieron el Hotel Amadeus, hotel de Javier, para la sesión de fotos.

Tarta: Mr Cake

Manteles: EventOh

Luces: Ludisound

Jamones: Keycha

Chaqué azul marino de Javier Sobrino

 

Espero que os haya gustado esta preciosa boda italiano-española y que os sirva de inspiración.

Agradecimientos a Giulia y Javier por dejarnos publicar su preciosa boda.