Hola queridas, lo prometido es deuda, así que, como me pedisteis en Instagram os traigo un post con todos los detalles del bautizo de mi hija Teresa.

Como algunas sabéis, Teresa nació justo una semana antes del confinamiento, ese confinamiento que todos creíamos que duraría un par de semanas y que ninguno nos imaginamos que llegarían a ser tres meses. Tres meses de vida en los que mi niña ha vivido confinada, sin los necesarios paseos para un bebé y sin visitas, pero que sin lugar a dudas ha sido un momento increíble para nuestra pequeña familia.

La fecha del bautizo fue el 11 de julio de 2020. Teníamos claro que seríamos la familia más íntima, pero que debíamos estar todos, así que tuvimos que esperar a que “abrieran fronteras” para poder disfrutar de este maravilloso día.

La Parroquia de San Sebastián, o más conocida como La Paz fue la elegida para el Sacramento. Nuestro querido D. Isacio se encargó de hacer una ceremonia de lo más emotiva.

Acudimos con todas las medidas de seguridad necesarias, mascarillas, espacios entre bancos, y aunque a alguna os pueda parecer  muy frío, deciros que nosotros fue tan especial que se nos olvidó todo eso.

Para la celebración organizamos un brunch en el Restaurante La Raza Parque. Al ser la ceremonia a las 11 de la mañana, no quisimos esperar para celebrarlo y os digo que fue todo un acierto, estaba todo riquísimo y nos atendieron a las mil maravillas. Para darle un toque especial a la decoración encargué unos centros de flores en Iberflor.

Papelería para bautizo

Como no podía ser de otra forma, Almudena Arenado nos pintó una acuarela de un arco iris, símbolo del confinamiento, que fue la temática escogida para la papelería. Hicimos unos pai-pays que nos vinieron fenomenal, un cartel de bienvenida, las minutas en formato A4 y los recordatorios. Ya sabéis que los pequeños detalles hacen que sea una celebración aun más especial. Le dan vida o originalidad al evento. Eso nos encanta en El escritorio de Alejandra. 

pai-pays cartel de bienvenida Recordatorios de bautizo pai-pays minutas con acuarela

Todo lo que pudimos lo hicimos en nuestro barrio, con la idea de fomentar al pequeño negocio, ya que con el COVID  están sufriendo muchísimo, y personalmente me parece muy importante.

Teresita llevaba un batón de bautismo que pertenece a mi familia desde hace más de un siglo y con el que nos bautizamos mi abuela, mi madre, mi hermana y yo, y ahora mis hijos. Además le puse una medallita con perlitas de coral que me regalaron cuando era pequeña.

Mi hijo Roberto iba con camisa de m&h y zapatos de pasitrote y sin dudas fue el que mas disfrutó del día. Roberto con americana de De la Rivas y yo con vestido de Malmo, pendientes de Tous y como para cada ocasión me peinaron en Chesgar peluquería

Este post que he preparado con tanto cariño para vosotras no hubiera sido posible si mi querido Carlos de Enlazarte. Gracias por estas maravillosas fotos compañero.

 

Espero que haya gustado y que os haya servido de inspiración para vuestros eventos.

¡Gracias por estar aquí siempre!